Géminis

Los Gemelos

De 22 de mayo a 21 de junio. Géminis, un signo mutable y aéreo, está gobernado (como es fácil de colegir) por Mercurio. Bien puede aplicarse aquí también la palabra «dialéctico», pero más en el sentido original griego, en el que «dialéctica» significaba una conversación rápida y muy argumentada, llena de giros, trampas y contradicciones. Todos los astrólogos están de acuerdo en que el tipo de Géminis disfruta argumentando. Después de todo, esto conviene naturalmente con el hombre doble, nacido bajo un signo también doble. Barbault recalca esta «bipolaridad» y hace hincapié en que Géminis gobierna los pulmones con su doble función de inspiración y respiración. Añade que si Aries simboliza el fuego original en la fuente de la vida, y Tauro la condensación de esta vida en forma material (como si fuera un huevo), este huevo se polariza cuando el proceso llega a la etapa de Géminis, y nos encontramos con la diferenciación dentro de los principios masculino y femenino.
Morrish, en un sentido no del todo diferente, habiendo equiparado Aries con el impulso masculino creador y Tauro con la matrix, lleva a Géminis a representar esa «entidad confusa que es el resultado» (siendo el tercero y último signo en su fase de unidad de germinación). Y en una discusión sobre «astro-simbolismo» en la que Aries representa el movimiento y Tauro la inercia, hace a Géminis representar «el balanceo rítmico u oscilación». Morrish encuentra también en el jeroglífico de este signo dos pilares, uno claro y otro oscuro, un «portal por el que todo ser humano tiene que pasar». Alternativamente, sugiere que las dos verticales del jeroglífico, tradicionalmente equiparadas con los «gemelos celestes» Castor y Pólux, podían también ser equiparadas con dos monos, el mono divino de la inteligencia y el mono charlatán de la imitación. Este segundo simbolismo nos retrotrae a la dialéctica, o bien pudiéramos decir también, a los lados bueno y malo de Mercurio.
Siendo ambos mutables y aéreos, Géminis es intelectual pero voluble. (Pearce caracteriza al tipo de Géminis con «disposición voluble y buen entendimiento»). Ingrid Lind escribe que llega a «los extremos de la racionalidad» y posee «habilidad para vivir una doble vida». Los astrólogos han defendido frecuentemente que muchos intelectuales han nacido bajo este signo. Pero como a menudo es también el caso de los intelectuales, la persona de Géminis es con frecuencia emocionalmente fría. Sus signos congeniales son Acuario y Libra; no marcharía muy bien con el viejo y cómodo Tauro. Cuando Gleadow nos dice que Géminis es un «puro intelecto» y que ningún otro es más móvil (palabra referida frecuentemente a este signo) nos sorprende ver que cita a la reina Victoria como nacida bajo el signo de Géminis en creciente.
Desgraciadamente, Géminis es no sólo el patrono de los intelectuales, sino también de los egocéntricos y en algunos casos de los lunáticos. Así otro monarca británico, el célebre Jorge III, es citado como un ejemplo de la mala influencia de Géminis, «el signo famoso por producir la locura» cuando el cuadro planetario va de través. Pero a finales del siglo XIX el erudito británico Richard Garnett hizo un estudio de muchos casos bien conocidos de locura; mientras estaba afectado por la frecuente conjunción de Mercurio y Saturno, encontró a Géminis caracterizándose sólo una vez en su grupo escogido de monarcas locos.
En relación con las características menores de las personas de Géminis, Tucker nota que si es éste su signo-Sol puede que sean inclinados al vegetarianismo. Las mujeres de Géminis prefieren en sus vestidos el traje de chaqueta y materiales variados. El fisonomista John Varley escribe: «Géminis, aunque es un signo humano y hermoso, sin embargo ocasionalmente da a las personas nacidas cuando está en creciente (nótese que está interesado con el ascendente y no con el signo-Sol) una fuerte semejanza en la cabeza, y cuello con las formas características de las cabras, cabritos y venados.»
Este signo representa la energía nerviosa; se dice que los Estados Unidos están en gran parte bajo su influencia. Entre las personas nacidas bajo Géminis creciente, muchos astrólogos señalan a Dante, Kepler, Wagner, Bernard Shaw y Clemenceau. Barbault incluye a Conan Doyle en su lista de tipos de Géminis; añade que Sherlock Holmes es un héroe popular de Géminis. En el lado de los cargos, aparte de producir locos, puede (como su gobernador Mercurio) producir también tramposos y personas muy egoístas. Una vez más, al pasar de este signo al siguiente nos encontramos con un cambio completo de atmósfera.