Los 4 elementos

Fuego, Tierra, Aire y Agua… Los cuatro elementos de la naturaleza otorgan un carácter particular a cada uno de los signos del zodiaco.
Así como la noche sigue al día o el otoño al verano, la secuencia de los signos solares sigue el orden inmutable e inalterable del cosmos: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.
Esta secuencia puede ser analizada a partir de los cuatro elementos astrológicos que los agrupan de tres en tres: Fuego (Aries, Leo y Sagitario); Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio); Aire (Géminis, Libra y Acuario) y Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis). Estos elementos nos brindan información acerca de cómo actuamos, reaccionamos y respondemos a nuestro mundo.
Si observamos su comportamiento a nuestro alrededor -aún en las ciudades-, podremos inferir el modo de obrar de cada signo: las llamas, devastadoras y brillantes; el aire, capaz de adoptar la forma de una suave brisa o de un huracán; el agua, adaptable a todas las formas pero sin perder su esencia…
Una carta natal es una combinación de estos elementos; los que en ella predominen serán los que usted experimentará con más fuerza durante toda su vida. Como regla general, tendemos a actuar identificándonos con el elemento que corresponde a nuestro signo solar, a nuestro ascendente y al signo lunar, es decir, aquél en el que se ubicaba la Luna el día de nuestro nacimiento.
Aprenda a conocer, en esta nota, el significado de los elementos y su correspondencia con los signos del Zodíaco.
El Aire
El Fuego
El Agua
La Tierra