Mercurio y los cambios climáticos

Presión elevada

Al planeta Mercurio se le atribuye una influencia dual. Por momentos, tiene el efecto de secar el clima. Pero en otras ocasiones, incrementa la humedad. Cuando está en un buen aspecto con Urano, Júpiter o Marte, Mercurio provoca áreas de elevada presión atmosférica, lo que se traduce en cielos límpidos y sol a pleno.
Cuando está afligido por aspectos adversos de Marte, Saturno o Neptuno, Mercurio produce tormentas, fuertes vientos e, incluso, huracanes. En aspectos adversos con Urano o el Sol, produce tormentas y viento constantes.

Cómo influyen los planetas en los cambios climáticos