Tendencias de Aries

Aries corresponde a la fase de adolescencia de la personalidad humana. Suele sufrir de miedo mezclado con grandes expectativas, confusión emocional y, en ocasiones, torpeza en la manifestación de los afectos.
Su aguda sensibilidad se disimula con frecuencia bajo un aire de ¿Y a mí qué me importa?, que es su método favorito de defensa. Tienen facilidad en la obtención de poder, porque lo necesitan para creer en sí mismos.
Nostalgia e impaciencia, romanticismo, pasiones arrebatadoras pero cortas, son otras de sus características.
Se ha dicho que el Aries ama más su necesidad de amor que a una persona en particular, y que teme las relaciones estables.
Mentalmente, responde más al tipo del constructor que al del pensador, y la energía que puede poner a disposición de una tarea es enorme. La suma de estos elementos hace de ellos excelentes líderes religiosos y políticos, que pueden llegar al triunfo… pero también al martirio.
Signo de equilibrio muy sutil entre consciente e inconsciente, lo mismo que Libra. Por último, su aspecto negativo es que, sujeto por la noche, por el pasado, Aries es autocom-pasivo.

Aries