Tendencias de Leo

Leo representa el momento psíquico en el cual el tiempo pesa en la conciencia individual, y de ahí el acusado carácter generatriz de sus nativos: Leo tiene urgencia por ser padre (o madre), por dejar testimonio de su presencia en la tierra.
Buenos progenitores, deben controlar sin embargo su tendencia al exceso de emotividad, no sólo con sus hijos, sino en general en todas sus relaciones.
Ciclotímico, el nativo de Leo oscila siempre entre una fase de gran extroversión y dramáticas manifestaciones de poder, y otra de culpa, ligada a su gran capacidad de autocrítica y automortificación.
Se ha escrito también que Leo dirige, pero no sabe cooperar, haciendo alusión a su marcado individualismo.
Dan sin embargo generosamente a quienes constituyen su entorno (afecto, comprensión, auxilio), pero son hipersensibles a todo cuanto pueda lesionarles en su orgullo.

Leo