Virgo

De 24 de agosto a 23 de septiembre. Signo terreno y mutable gobernado por Mercurio. Ingrid Lind pregunta directamente: «¿Cómo puede ser la tierra mutable y mercurial?» Y la respuesta está, de nuevo, en los otros datos (aunque, como dice ella, este choque interno tienda a hacer del tipo de Virgo un guerrero). Gleadow denomina a Virgo «quizás el más ligado a la Tierra» de los 12 signos, pero su terrenidad es muy diferente de la de Tauro: Mercurio no podría jamás gobernar a Tauro. En efecto, la Tierra le da a Virgo el sentido común, y Mercurio facilita la inteligencia, extraordinariamente aguda. Los dos juntos producen el pensamiento y la disciplina. Cardán (Girolamo Cardano), el famoso físico, matemático y astrólogo italiano del siglo XVI, se muestra agradecido a Mercurio en su horóscopo; Marte, decía, arrojó una influencia perniciosa sobre ambas luminarias, por lo que «yo bien pude haber sido un monstruo, de no ser por el hecho de que la conjunción precedente había sido 29° en Virgo, sobre el cual Mercurio es gobernador». N. B.: Virgo es un signo «humano».
Virgo es tenido por patrono de los críticos y artesanos, pero no de los creadores o capitanes. Luis XIV, aunque de Virgo, es considerado como un tipo de Leo, debido a la posición de los planetas en su horóscopo. Pero Virgo es mucho más que un ama de casa de lengua acerada y mirada alerta. Es el signo patrono de Suiza (como era de esperar), y también de París, y de los gatos (sin duda porque los gatos son limpios). Morrish lo conecta con la dieta, y también con la psicología. Tolstoi es admitido por los astrólogos como hombre de Virgo, habiendo tenido no sólo al Sol y a Mercurio en signo, sino también a la Luna. Lo que sugiere que Virgo puede a veces ser creador, aunque quizás lo que sea en Tolstoi más virginiano esté en la forma exacta y concienzuda con que trató de encauzar su vida a su avanzada edad.
Tradicionalmente Virgo está representado sosteniendo una gavilla y, en la Europa occidental al menos, su época del año es la de la recolección, que significa tanto cumplimiento como desecación. La idea de graneros puede estar ligada con el lugar de Virgo en el cuadro del hombre zodiacal; se le asigna (en frase del Calendario de los Pastores) «el vientre y las entrañas», esto es, rige el sistema digestivo. Barbault hace típicamente hincapié en esto para probar que los antiguos se anticiparon al psicoanálisis freudiano moderno: lo que hallamos en los tipos de Virgo es el «complejo anal», de aquí su tendencia a amontonar cosas. Pero admite que existe una pequeña subespecie de Virgo en la que el ano es igualmente importante pero desempeña un papel opuesto, «.anal reláché» en lugar del «.anal controlé». Iván el Terrible fue uno de éstos; tales personas son en realidad más de Escorpión. Hay también, continúa Barbault, una subespecie algo mayor de «ambivalentes», que en un momento se contienen y en otro se sueltan.
De todos modos, el tipo de Virgo tradicional es un tanto seco y frío, preocupado del detalle, discriminador, racionalista, perfeccionista, preparado sin embargo para sacrificarse a sí mismo. Barbault sugiere que el hombre de Piscis es como un astrólogo meditando sobre los espacios infinitos, el hombre de Virgo es como el biólogo con un microscopio. Para Morrish, Virgo es el tercero de su segundo grupo de tres signos, el terno que denota gestación y nacimiento. Así Virgo, a pesar del nombre (compárese el símbolo de la recolección), representa «el nacimiento consciente dentro del mundo exterior, y los poderes objetivos de observación y selección». El signo es una casa a medio construir. No se puede llegar más lejos en el camino de la conciencia objetiva Pero al mismo tiempo es el comienzo «del ciclo de la evolución desde el fondo material al espiritual».
Como ya se ha dicho, los seis signos restantes representan para Morrish «evolución dentro de estados subjetivos, o yoga». El signo siguiente, Libra, el primero del tercer terno, representa la germinación colectiva. Pero mientras Virgo (como casa a medio construir) representa el primer paso de la discriminación, con Libra comienza un segundo paso, que significa el control de la emoción.