Horóscopo Acuario 2017

En 2017 los acuarianos podrán establecer con precisión cuáles son sus nietas. Urano -regente de este signo- promete experiencias de cambio renovadoras. A pesar de lo superficial que parezcan los conflictos, éstos indicarán un proceso de transformación radical que se consolidará al finalizar el año.
El símbolo de Acuario es el Aguador, portador del agua, que vierte a la humanidad la fuerza de la vida y la energía espiritual. Este signo atrae amigos que le serán leales por siempre. Aunque se enfrenten a temperamentos excéntricos, determinados y testarudos, las amistades son muy importantes para estos nativos.
A los Acuario no les gusta la hipocresía y se sienten a gusto en un mundo de iguales. Normalmente, no dependen de su entorno para sentirse seguros; nunca se sienten solos. Parecen tranquilos exteriormente, pero una gran ansiedad interior puede llegar a enfermarlos y a hacerlos actuar con aprensión y nerviosismo.
Hay planetas que se hallan durante una cantidad de años en un signo del Zodíaco. Su presencia implica procesos de transformación hondos y radicales. Urano -regente de este signo- está transitándolo durante estos años y promete experiencias de cambio renovadoras. Algunas crisis, que tal vez parezcan superficiales, quizás indiquen una metamorfosis total y de largo alcance.
En 2017, los Acuario podrán establecer con precisión cuáles son sus metas. Cambiarán la imagen que tienen de sí mismos y esto les permitirá explorar nuevas maneras de abrirse a la vida sin temor. Más allá de la etapa de la vida en que se encuentren, este tránsito adquirirá una importancia insospechada, ya que después de él verán el mundo y se relacionarán con él de una manera radicalmente distinta.
También, está de visita en este signo Neptuno, que a pesar de tener diferencias con Urano, podrá intensificar la formación de una conciencia de unidad con el entorno. La propiedad disolvente de Neptuno ayudará a aflojar la rígida individualidad acuariana, para establecer un nuevo tipo de comprensión humana en pos del bienestar de todos los pueblos de la Tierra.
Este año la influencia de ambos planetas se presentará poniendo en contacto rasgos opuestos, pero complementarios como lo son las relaciones entre la intuición superior y la fuerza de la decisión, entre la fantasía y el sentido práctico. Urano impulsará a los nativos a realizar un salto hacia la libertad, hacia la búsqueda de una luz interior que los guíe y apuntale el destino que los aguarda. Las formas en que pueda manifestarse esta fuerza son muchas, y abarcan desde la toma de conciencia repentina de que uno está por encima de su estilo de vida habitual, hasta la necesidad de cambiar de trabajo o de abandonar una relación poco satisfactoria. También, podrán surgir nuevas ideas, conceptos religiosos o filosóficos que ofrezcan una distinta dirección a sus vidas. Del algún modo, la presencia de esta fuerza puede llegar a alterar el funcionamiento del cuerpo físico y mental, produciendo tensiones e incluso estrés.
La asociación Neptuno-Urano creará en los Acuario un importante sentido de responsabilidad social y una conciencia de participación en la comunidad, que se expresará en formas positivas para mejorar las condiciones de todos los seres vivientes. Nacerá un nuevo concepto de liderazgo que disolverá el viejo modelo de un líder prepotente, con cientos de ovejas que lo siguen. En general, será un período de evolución científica y espiritual en el cual se harán grandes descubrimientos en la exploración de la naturaleza y de la mente. Será útil la meditación o cualquier forma de técnica psicológica para reflexionar. Y muy esencial: que estos nativos tengan en cuenta lo importante que es vivir en buenas relaciones con los demás y no centrarse excesivamente en sí mismos. En lo posible, deberán tratar de lograr el equilibrio adecuado.

Predicciones 2017