Horóscopo Géminis 2018

Comenzarán el año con una vitalidad y entusiasmo envidiables, ya que Júpiter en su propio signo aportará grandes oportunidades y mucha ilusión e impulsará el crecimiento, tanto personal como profesional y de pareja. Hasta mediados de abril la vida les sonreirá de forma particular, será una etapa ideal para viajar, para comenzar nuevos estudios o ampliar sus miras profesionales. A nivel sentimental, podrán introducir grandes cambios en sus relaciones de pareja.

Comenzarán los primeros meses con mucho empuje y también con fuerza de voluntad para dejar atrás las cosas que ya no funcionan en su vida. Será una etapa para vivir intensamente y plantearse una nueva imagen social. Será un tiempo de creatividad en el que se darán cuenta de muchas cosas que antes les pasaban desapercibidas. A partir del 21 de abril, Saturno ingresará en Géminis, desequilibrando la balanza del optimismo y la confianza que representaba Júpiter. Saturno implica cierto pesimismo y el peso de las responsabilidades, pero también ayuda a desarrollar la paciencia y capacidad de planificación, cualidades escasas en los geminianos y que les beneficiarán para conseguir sus objetivos. Aprenderán este año lecciones de responsabilidad y moderación. Los límites y las esperas consolidarán su personalidad.
Hasta mediados de julio los geminianos podrán vivir la influencia conjunta de ambos planetas en su signo y si los combinan bien sacarán provecho en cuestiones profesionales.

La influencia saturnina también podría afectar su salud a partir de abril. Deberán cuidarse más a partir de esta fecha, ya que pueden caer en estados carenciales debido a una baja en el sistema inmunológico. Estén atentos y no dejen pasar síntomas que puedan ser importantes.
Sus contradicciones internas se manifestarán en el terreno laboral y es muy posible que esto les genere crisis en su actividad profesional. Mayo, junio y julio serán meses de muchísimo movimiento, aunque en junio negocios que parecían casi cerrados se frenarán, cuando Mercurio permanezca retrógrado en la constelación de Géminis.

A partir del 13 de julio, Júpiter ingresará en la Casa II de Géminis, impulsando el crecimiento económico de sus nativos. Las ideas o proyectos emprendidos en los meses anteriores, darán ahora sus frutos y las limitaciones o retrasos que Saturno imponía, irán desapareciendo o aligerándose.

En el terreno afectivo, Marte, desde mitad de febrero estará en oposición a su signo y este tránsito durará varios meses. El planeta rojo afectará la Casa VII de la pareja instalando en este sector un clima bélico. Será muy común que haya discusiones y enojos en las parejas establecidas. La mejor forma de encauzar esta energía y revertir los efectos negativos será emprendiendo proyectos en compañía, realizando actividades estimulantes y muchas salidas sociales. Una idea excelente sería inscribirse en algún gimnasio o club con su pareja. Otra forma de compensar el malestar en la vida conyugal serán los encuentros sexuales, que resultarán muy satisfactorios, ya que el deseo estará al rojo vivo.

El tránsito de Marte no sólo afectará las relaciones de pareja sino a los socios o colaboradores de los geminianos, por lo que conviene aplicar los mismos principios y soluciones expuestas anteriormente.
Venus, por su parte hará un largo recorrido por la constelación de Aries, la Casa XI de Géminis, favoreciendo las relaciones de amistad y la inserción en grupos, clubes y organizaciones con fines humanitarios. Esta influencia benéfica actuará desde febrero hasta los primeros días de junio.
Por otro lado Saturno estará obligándolos a asumir compromisos en las relaciones para los cuales tal vez no se sientan capacitados.
En general será un año movilizante y muy positivo para lograr sus objetivos, en el que podrán descubrir su lugar en el mundo.

Predicciones 2018