Horóscopo Leo 2018

Durante la primera parte del año seguirán en una etapa de renovación de sus circunstancias profesionales, afianzando su futuro. El año será bueno en cuanto a logros en lo social, pero probablemente terminen agotados por las responsabilidades y el trabajo. Deberán cuidar sus actitudes ante las relaciones sociales, buscando intereses comunes. Las personas que entren en sus vidas abrirán nuevas perspectivas para el desarrollo profesional. Aunque todavía experimentarán ciertos conflictos a la hora de orientar su destino, en general se sentirán menos presionados por el trabajo, no tendrán tantas obligaciones y compromisos como antes, pues Saturno dejará definitivamente su Casa X a partir del 21 de abril.

Hasta mediados de Julio Júpiter promete expansión en las actividades grupales, en su círculo de amistades y en el logro de sus metas más idealistas. Muy creativos, dedicarán más tiempo al esparcimiento tanto familiar como individual.

A partir del 13 de Julio Júpiter ingresará en su Casa XII, provocándoles una importante retracción, perderán el entusiasmo y necesitarán estar más tiempo a solas. Será un cambio de ciclo en el que adoptarán una actitud más reflexiva y revisarán los últimos acontecimientos ocurridos en el ámbito profesional. Mirarán el mundo con otros ojos. Deberán aprovechar la estancia de este planeta en la Casa del inconsciente para “iluminar” y expandir su conciencia. Sería bueno que dedicasen tiempo a su mente. La psicología, los sueños y las terapias alternativas serán extraordinarios aliados.

Respecto a Saturno que estará en la Casa X, no promete diversión o esparcimiento, sino responsabilidad y trabajo, aunque esta situación será bastante dulcificada por Venus, planeta de la diplomacia, entre febrero y junio, ya que el planeta del amor hará trígono al Sol leonino.

A partir del 21 de abril Saturno ingresará en la Casa XI poniendo el énfasis en las amistades de los Leo y su participación en grupos. Este ámbito estará resaltado durante buena parte del año por la energía jupiteriana. La llegada de Saturno reforzará el sentido de responsabilidad con respecto a las amistades y a las asociaciones grupales.

Durante gran parte del año Leo sentirá una fuerte atracción por los viajes a sitios lejanos, culturas, personas y paisajes diferentes. Esto se deberá a la prolongada estancia de Venus en la Casa IX. En los meses de febrero, marzo, abril, mayo y junio tendrán vía libre para llevar a cabo sus sueños de exploradores.

La influencia venusina hará de las relaciones personales un tema primordial durante los primeros meses del año. Será un tiempo de diálogo y de reestructuración. Podrán confrontar puntos de vista y establecer nuevas pautas de comunicación constructivas y sinceras en sus relaciones.
En el aspecto económico, hasta mitad de año el dinero fluirá a sus manos. No habrá demasiado problema en los negocios, excepto aquellos que se realicen con el extranjero, aunque habrá que tener cuidado en junio y en octubre, momentos en los que en vez de avanzar parecerá que todo retrocede.

A la hora de firmar documentos o establecer acuerdos tendrán que ser cautos y no dar las cosas por sentado, ya que podrían surgir circunstancias imprevistas o cambios de opinión que hagan necesario adoptar resoluciones diferentes a las previstas.

Urano y Neptuno seguirán transitando este año por la Casa VII, pidiendo mayor libertad y entrega en sus relaciones y compromisos. Se relacionarán con gente muy diferente a la acostumbrada y muchas veces dudarán entre comprometerse o seguir el camino propio. La oposición de estos dos planetas a su signo seguirá provocando transformaciones físicas, cambios de imagen o molestias de tipo nervioso. Por último, Plutón seguirá transitando la Casa VI cristalizando el proceso de cambio en sus relaciones laborales, en sus costumbres cotidianas y en su forma de enfocar la salud.

Predicciones 2018