Horóscopo Piscis 2019

El 7 de abril será el último día del tránsito de Saturno por Piscis. Muchos nativos del signo festejarán hecho, luego de dos años y medio de sentir la opresión y las exigencias del planeta del karma.

Saturno abandonará el signo dejando a su paso enseñanzas tan importantes como la confianza en las propias fuerzas para superar los embates del destino, mayor seguridad y una estructura mucho más sólida de la personalidad.

En abril, este planeta se instalará en Aries y, en consecuencia, en la segunda Casa de Piscis. Desde allí les ofrecerá a los Peces la oportunidad de construir una sólida escala de valores y ampliar sus fuentes de recursos económicos.

Saturno exige sacrificios, pero recompensa a los que saben esperar, así que es muy probable que en un principio existan dificultades materiales que angustien a los hijos de Neptuno, dificultades que irán cediendo en la medida en que los Peces sean realistas, asuman responsabilidades y no sueñen con fortunas repentinas ni imposibles, sino que trabajen con mucha constancia y dedicación.

Piscis no debe esperar recibir ayuda económica de sus mayores ni del cónyugue, porque el destino le demandará autosostén y una actitud mucho más adulta en el manejo de los recursos.
Plutón en Sagitario se ubicará en la décima Casa de Piscis, es decir en el ámbito de la vida social y profesional de los nativos.

Este planeta los conectará con personas de gran poder, material o espiritual, ya se trate de empresarios, maestros, políticos o individuos con influencia en el área profesional que les corresponda. Muchos Piscis verán que sus vidas dan un vuelco abrupto, cambiando de actividad laboral o inclusive de profesión. Navegarán por mares desconocidos hasta ahora. Conjuntamente con las in-
fluencias de Saturno y Plutón, la vida laboral, así como el trabajo cotidiano y el crecimiento profesional y social, se verán muy estimuladas.

Los amigos serán como faros salvadores en una noche de tormenta, para ayudar a que las naves piscianas arriben a buen puerto. Surgirá en las mentes de los sensibles hijos de Neptuno, regente de Piscis, la necesidad de conectarse con nuevos ideales que los liberen de antiguos objetivos y ataduras emocionales.

Júpiter en la Casa XI los llevará a conectarse con grupos que promuevan causas humanitarias y olvidarán los agobiantes momentos de soledad del pasado, ampliarán sus metas de vida y un brillo de optimismo se dejará ver en sus ojos. Si bien este signo es bastante solitario, tímido, introvertido y reacio al bullicio, durante los próximos meses preferirá estar acompañado. Las personas requerirán mucho la presencia y el consejo del Pez, quien cada tanto deberá protegerse un poco de tanta demanda afectiva para no alterar su delicado equilibrio.

En la Casa XI Urano ampliará el poder de percepción de este signo y es muy probable que los piscianos tengan permanentemente sueños premonitorios e intuiciones muy precisas.

No sería sorprendente que durante este año muchos piscianos se conecten con disciplinas tales como la parapsicología o el espiritismo, teniendo en cuenta que, ademas, el regente del signo, Neptuno, se ubicará en la Casa XI, facilitando estas aptitudes mentales y también el ingreso a grupos que estén interesados en estos apasionantes temas.

Las posiciones zodiacales de Júpiter, Neptuno y Urano actuarán conjuntamente, con el ob jetivo de traer a la luz aquellas cualidades espirituales que no pudieron expresar plenamente hasta ahora.

Lo positivo y negativo de 2019 para Piscis

Predicciones 2019