Horóscopo Acuario 2020

Los Acuario son los dueños de la respuesta imprevista y la salida inesperada. Si estamos esperando una contestación coherente a nuestra pregunta, es tiempo perdido si el interlocutor es de Acuario. Cuando se levanta de su silla dispuesto a cerrar la ventana, seguramente abrirá la puerta, cambiando en el camino su decisión, con la tranquilidad pasmosa que caracteriza sus actitudes, totalmente insólitas.
Seguramente, si uno tiene la disparatada idea de recriminarle su actitud, Acuario se quedará mirando con sus ojos perdidos, como preguntándose qué demonios nos pasa. Rara vez entenderá que es él quien está circulando a contramano, porque está seguro de que la humanidad entera no lo comprende. En realidad no está demasiado desacertado, ya que es muy difícil para el resto de los mortales entender su pensamiento, adelantado a los tiempos. Es el futurista del zodíaco, y como tal no siempre será captado en la magnitud de su talento.
Dotado de una mente abierta a cualquier idea, Acuario gusta de explorar todos los caminos, tratando de buscar lo que haya de novedoso y no bien se detenga ante algo, un nuevo punto de atención lo acaparará, de manera tal que en muy pocos minutos habrá olvidado lo que hasta ese momento era la meta de su vida.
Su cerebro siempre activo no se detiene ni un momento, tan ocupado como está siempre numerables situaciones que actúan como un verdadero despertador. Nunca más volverán a ser los mismos a partir de ahora. Durante 2020, los especialmente afectados por estas energías serán los nativos del tercer decanato.
En cuanto a los del primer y segundo decanato, si bien las situaciones ante las que deban enfrentarse tendrán menor voltaje, influirán para siempre en sus vidas produciéndoles profundos cambios espirituales.
Como si esto fuera poco, también Neptuno está siguiendo los pasos de Urano en su visita a Acuario, de manera que si algo les faltaba, ya lo han encontrado.
Felizmente, como todavía se encuentra en los primeros grados, los movilizados en este caso serán los pertenecientes al primer decanato. Sentirán que sus vidas carecen de sentido, pudiendo llegar a perder algo de su vitalidad, como si una fuerza desconocida diluyera las suyas. También es factible que se ilusionen profundamente con alguna persona que conozcan, haciendo de ella una especie de objeto de veneración. La facilidad con que idealizan a las demás personas los nativos de este signo, puede hacerlos caer en espejismos que, al desvanecerse, los dejan desalentados. Pero, gracias a su carácter cambiante, la tristeza no les durará mucho.
El amor tendrá gran peso en sus vidas, especialmente entre el 19 de febrero al 13 de marzo y nuevamente a partir del 9 de diciembre de 2020, cuando Venus transite su signo. Muchas parejas se consolidarán afectivamente en el nuevo milenio y más de un Acuario, a pesar de ser ferviente admirador de la libertad, caerá en las redes de Cupido, convirtiéndose en devoto esposo o esposa.