Horóscopo Cáncer 2020

Seres sensibles, nostalgiosos y con grandes dificultades para liberarse de ataduras y mandatos, los Cáncer sin embargo pasarán por etapas de crisis que echarán por tierra viejos esquemas de comportamiento. El trabajo interior será profundo. Plutón y Urano colaborarán para ello afectando principalmente a los nativos del segundo decanato del signo, pero sembrando también sus efectos en mayor o menor grado en todos los Cáncer.
Así muchos buscarán nuevas rutas para ahondar en sus conocimientos, filosofías de vida e incorporación de nuevos ideales, así como también, luego tal vez de sendas crisis, promocionarán cambios en lo que a lo laboral se refiere.
Neptuno, planeta de inspiración y percepción agudas, pero también de grandes confusiones y decepciones por exceso de idealización, transitará este año la Casa 8 del signo -área ligada con grandes transformaciones tanto en lo personal como en lo material-, por lo que deberán aguzar sus sentidos y hacer caso a las respuestas que emanan de su interior a la hora de tomar resoluciones referidas a finanzas, inversiones y todo tipo de negocios en sociedad con otros, en especial en los períodos comprendidos entre el 21 de febrero y el 15 de marzo, el 23 de junio y el 18 de julio y el 18 de octubre y el 10 de noviembre de 2020.
Así como, Neptuno y Urano desestabilizarán el plano material, de no tomar las debidas precauciones, también en el plano íntimo generarán inestabilidad, discordia y desilusión si no apelan al diálogo, al compañerismo, a la comprensión del otro, a la aceptación de la pareja con virtudes y defectos y especialmente si no ponen en práctica el principio de respeto por la propia individualidad y la del compañero, apegándose en exceso o queriendo imponer caprichos.
La presencia de Júpiter y Saturno, planetas de naturaleza diferente pero que actuando en conjunto, son generadores de grandes consolidaciones y satisfacciones, en la casa 11 de los Cáncer -área referida a los amigos- actuará como amortiguadora de las tensiones que puedan presentarse en las distintas esferas de la vida. Por eso los amigos serán un paliativo importantísimo.
Trabajar o estudiar en grupo les aportará alegría dejándoles también prominentes enseñanzas sobre la vida, la valoración de lo importante, la solidez de principios e ideales y por sobre todas las cosas una fuerte sensación de seguridad interior, ayudándoles por ende a capear los temporales que las circunstancias anuales les ocasionarán.
La función digestiva y las zonas femeninas son naturalmente vulnerables en los Cáncer, así como también los huesos y las articulaciones. Este año el signo recibirá malos emplazamientos planetarios, que por exceso de tensión y/o resistencia a los cambios, generarán somatizaciones, si no se relajan y comprenden que de nada sirve el apego excesivo, que la vida es un fluir constante, que todo se transforma permanentemente, que no hay dos circunstancias iguales. La no aceptación de estos principios cósmicos operará en desmedro del físico, ya que al no digerir la invitación a soltarse y dejarse fluir, al no asimilar las nuevas experiencias aferrándose a viejos patrones de comportamiento, provocará revoluciones emocionales, que terminarán afectando las mencionadas zonas sensibles del signo. La práctica de gimnasia relajadora, así como también el uso de medicinas alternativas, mucho ayudará en el proceso de cambio, quitando el miedo e incrementando la Fe. Los estudiantes del signo contarán con buenos influjos planetarios, avanzando considerablemente en las carreras o curso que hayan elegido.
El área profesional-ocupacional se verá convulsionada muchas veces, pero la promesa de éxito estará de vuestra parte, especialmente durante enero y febrero de 2020, cuando Júpiter facilite la expansión y el avance de los proyectos anhelados.