Horóscopo Tauro 2020

Lentamente, como acostumbra a hacerlo la férrea voluntad de Tauro, estos nativos han ido transitando su camino con bastantes escollos, pero, siempre despacio y sin estridencias, van llegando a ver las concreciones de sus muchos esfuerzos.
Su método y paciencia sumados a su natural sentido de organización son los pilares en los que se basan sus éxitos. Durante este año no se puede decir que el Sol va a brillar a pleno, pero al menos irá despuntando más claramente la senda a recorrer.
Como venía haciéndolo desde el año anterior, el planeta Saturno se encuentra transitando el signo de Tauro, y como ocurre siempre con esta presencia, da la sensación de que todas las situaciones que se presentan se ven demoradas o lentificadas, por lo que los nativos pueden llegar a sentir que sus vidas están como detenidas o vacías de toda posibilidad de alegría, encontrándose a veces sumidos en un profundo abatimiento. Afortunadamente, la proverbial tozudez y paciencia de estos nativos hace que puedan sortear los períodos de estancamiento con una actitud positiva.
No son realmente días fáciles, pero tampoco hay que desmoralizarse ya que las cosas jamás se detienen y quedan como estaban. Con toda segundad, aún en este período más lento grandes concreciones se irán llevando a cabo en los distintos ámbitos de la vida, solo que con un ritmo, especialmente pausado y ordenado. Felizmente, y como un paliativo para tanta rigidez, ha llegado a transitar este signo el expansivo Júpiter, para poner un poco de optimismo y a la vez otorgar sus posibilidades de éxito. Es innegable que este aporte ha sido muy beneficioso para los Tauro, que han podido sobrellevar de esta forma con mucha mejor disposición las trabas que se fueron sucediendo. Esta influencia planetaria solamente estará presente en el período que abarca desde el 15 de febrero hasta el 30 de junio de 2020, pero será suficiente como para hacerse notar y revolucionar la vida de los tranquilos y medidos Tauro, logrando que hagan cosas que antes les resultaban arriesgadas o fuera de lugar.
Por otra parte Saturno seguirá presente hasta el 9 de agosto incidiendo sobre los nativos pertenecientes al segundo y tercer decanatos, para volver nuevamente el 17 de octubre de 2020, pero esta vez solo tendrá efecto sobre aquellas personas nacidas durante el tercer decanato.
Por su parte Urano en aspecto tenso solo tendrá poder sobre el segundo y el tercer decanato, generando alguna inestabilidad, mientras que Neptuno, también en posición dificultosa, únicamente afectará a aquellas personas nacidas en los comienzos del signo. Este último hará sentir su presencia en forma de inseguridad o confusión en las decisiones de estos nativos, naturalmente propensos a la duda. También el poderoso Señor del Submundo, Plutón, enviará sus influjos desde su tránsito por el signo de Sagitario, aunque únicamente serán sensibles a ello los Tauro del segundo decanato. En este sentido, habrá una dificultad más para poder concretar cambios o transformaciones.
Es imprescindible tener en cuenta la personalidad de los Tauro para entender que estas dificultades que para otras personas podrían ser desmoralizadoras, se constituyen aquí en un verdadero desafío, ya que la constancia y firme voluntad que los caracteriza, será el incentivo que los impulsará a seguir su derrotero.