Horóscopo Virgo 2020

Analíticos, meticulosos y consagrados disciplinadamente al trabajo, buscando siempre la perfección, Virgo bajo la influencia de Urano y Neptuno, comenzará el año 2020 teniendo que aceptar la inestabilidad y la confusión como compañeras.
Rígidos e inseguros y con un profundo temor a soltarse y dejarse fluir en el mar de la vida, se verán instados a remar contra su innata naturaleza y a aceptar que los cambios serán necesarios si desean mantener el estatus o lugar adquirido.
Muchos representantes de Virgo cambiarán de trabajo o aun dentro del mismo cumplirán funciones diferentes debido a una gran dosis de creatividad, inventiva y originalidad que crecerá en ellos.
El influjo de Neptuno generará en su faz positiva inspiración y una marcada e inusual percepción, que les permitirá, si saben oír su voz interior, si dejan de lado el exceso de racionio y escuchan lo que viene del alma. Pero en su faz negativa y si se dejan llevar por el temor y la inseguridad, que también les son propios, traerá situaciones no claras, no fáciles de manejar y mucha confusión y desorden, especialmente en los períodos comprendidos entre el 21 de febrero y el 13 de marzo, el 23 de agosto y el 7 de setiembre y el 18 de setiembre y el 4 de noviembre.
La misma energía actuando a nivel físico, generará somatizaciones, por exceso de tensión, por miedo al cambio y también porque se verá incrementada vuestra natural hipocondría. Así, la función digestiva, en general, sufrirá las consecuencias y el malestar en esa zona, como también en el hígado, vesícula y bronquios. Apelar al relax, al estudio de ciencias del espíritu, a dietas sanas y balanceadas – tan propias de vuestra esencia- y a un buen descanso reparador diario, serán los caminos que disuelvan los problemas.
Plutón operando en la Casa 4 del signo – área ligada con el hogar, la familia, las raíces más profundas del inconsciente entre otras cosas-, producirá cambios abruptos en lo que respecta a residencia y relaciones parentales. Muchos Virgo se mudarán a lugares lejanos al lugar del nacimiento. Otros harán profundas restauraciones en el hogar y otros cortarán viejos lazos opresivos que los unían a la familia o a viejas filosofías de vida.
Saturno y Júpiter desde Tauro apoyarán todo lo referente a proyectos de viajes, a contactos con personas extranjeras y también en lo interior al crecimiento a través de la adopción de nuevas filosofías de vida.
Los estudiantes del signo, bajo la influencia de la pareja estelar Júpiter-Saturno, avanzarán en las carreras comenzadas y muchos también elegirán nuevos cursos más acordes con el momento de gran cambio que están viviendo. La vida de relación afectiva-vincular se verá resentida, porque no será fácil para el compañero aceptar las corrientes encontradas que circularán por el interior de los Virgo en el curso del año. Muchas veces las tensiones no tendrán que ver con la pareja misma, sino que provendrán de conflictos con la familia primaria difíciles de conciliar. El consejo: no permitir la intromisión de nadie en vuestra privacidad.
Los períodos más tensos para el buen entendimiento amoroso serán los comprendidos entre el 1° y el 24 de enero, el 19 de febrero y el 13 de marzo, el 7 de abril y el 1 de mayo, el 26 de mayo y el 18 de junio, el 14 de julio y el 6 de agosto, el 1° y el 24 de setiembre, el 20 de octubre y el 13 de noviembre y el 9 y el 31 de diciembre. En todos ellos Venus -planeta de la armonía y el amor-, estará mal emplazado respecto a Virgo, no estando en condiciones de prestar sus favores.
Los ciclos en que podrán contar con la anuencia de Venus para conciliarse y atenuar tensiones serán del 25 de enero al 18 de febrero, del 2 al 25 de mayo, del 7 al 31 de agosto y del 14 de noviembre al 8 de diciembre de 2020.